Desarrollo de relaciones profesionales satisfactorias. China

Desarrollo de relaciones profesionales satisfactorias. China

China obtuvo una de las puntuaciones más interesantes en la escala de Hofstede. Resultó ser baja en evitación de la incertidumbre y en distancia del poder, pero alta en colectivismo y masculinidad. Esto significa que la cultura está muy abierta a la innovación y a las nuevas ideas, y que tolera la ambigüedad y el cambio.

La reducida distancia del poder indica que las diferencias sociales son reducidas o inexistentes. Por otra parte, se da gran importancia a los valores masculinos orientados a la consecución de objetivos como la asertividad, la competitividad y el éxito. Es curioso observar que, a pesar de estas puntuaciones, China es una nación tradicional, con un profundo respeto hacia su rico pasado histórico. Si bien el concepto de tiempo es circular, a corto plazo los chinos adoptan una filosofía lineal, dirigida al resultado final.

Esta combinación singular de valores se atribuye a la estructura política comunista. Los chinos han sido tradicionalmente un pueblo colectivista, que respeta el rango y la jerarquía y valora características culturales femeninas como la calidad de vida, la familia, las relaciones y el deber. Por otro lado, el comunismo enfatiza lo contrario: La asertividad masculina y la innovación, una marcada tolerancia de la incertidumbre, poca o ninguna desigualdad social, y un concepto del tiempo lineal, orientado a los objetivos.

Trabajar en este lugar del mundo puede resultar complicado si no se conocen los motivos que subyacen al comportamiento de las personas. La combinación única de valores que se da en China da lugar a una etiqueta diferente del resto de Asia.

Es importante reconocer y respetar los símbolos. La ropa no viene determinada por el estatus, sino que depende de la situación. Utilice un atuendo conservador, elija trajes oscuros como azul marino, marrón, negro y gris oscuro. El rojo se considera un color de la suerte y es recomendable llevar una corbata roja para impresionar a su anfitrión. Evite el color blanco lo más posible, porque simboliza la muerte.

En las comunicaciones interpersonales, los chinos son sumamente formales y prefieren utilizar los títulos oficiales y los nombres completos. Al saludarse, es costumbre estrechase la mano e inclinar la cabeza. El espacio personal se valora y, salvo al estrechar la mano, no debe tocar ni estar de pie cerca de sus colegas chinos.

Establecer una relación interpersonal no es imprescindible para el éxito, en parte porque no se da gran valor a la evitación de la incertidumbre. Esto significa que la negociación es una empresa difícil para quienes carecen de experiencia con la cultura china. El lenguaje corporal debe indicar siempre que se encuentra sereno y compuesto, y que controla la situación. Como el tiempo es circular en esta cultura, los chinos valoran la paciencia más que ninguna otra virtud. Manténgase firme en las negociaciones, y deje clara su capacidad de hacer concesiones que redunden en beneficio mutuo. Una estrategia común que emplean los hombres de negocios chinos es solicitar la máxima cantidad de concesiones a cambio de una contraprestación. La ausencia de pista no verbales puede confundirle al principio; este estilo de conversación tan formal se utiliza para enmascarar cualquier tipo de vulnerabilidad. Esfuércese por subrayar los beneficios mutuos de su propuesta, así como los inconvenientes para usted. De este modo, demostrará la cantidad de concesiones que está dispuesto a hacer y, en definitiva, le ayudará a conseguir que se adopte una decisión.

Empezar

  • Vea el vídeo de demostración del método.
  • Disfrute de un período de prueba gratuito de 7 días.
  • Póngase en contacto con nuestra oficina más cercana.

Vea el vídeo de demostración

Take a video tour