Desarrollo de relaciones profesionales y regalos. Japón

Desarrollo de relaciones profesionales y regalos. Japón

En Japón, es común que los colegas intercambien regalos. Se trata de una tradición de reciprocidad. Según Hofstede, los japoneses tienen una puntuación elevada de distancia del poder y conceden gran importancia al rango. Entregar obsequios es señal de agradecimiento y se puede utilizar para mostrar su reconocimiento de la hospitalidad o el rango de una persona. Los regalos se pueden entregar en las reuniones, las cenas, las comidas o incluso las negociaciones. Como se trata de una parte importante de la cultura japonesa, debe hacerse con habilidad.

Los japoneses suelen ser conservadores y prefieren saber cuándo van a recibir un obsequio. Para evitar situaciones embarazosas para su anfitrión, no le sorprenda nunca con un regalo; infórmele de que lo va a recibir. Entréguelo al final de su estancia, no durante ella. Si lo hiciera de otro modo, podría estar indicando que espera reciprocidad por su atención. Los japoneses suelen intentar agradar, así que asegúrese de evitar admirar demasiado cualquier cosa que pertenezca a un japonés. Podrían sentirse obligados a regalárselo.

Si sabe que se van a intercambiar regalos, prepárelo con mucha antelación. Algunas ideas adecuadas para regalar son carne de vacuno de primera categoría, frutas o vinos de gran calidad, y whisky bourbon o de otro tipo. Si va a hacer regalos a varias personas, elija regalos acordes con el rango. De esta manera comunicará con claridad que entiende y reconoce la jerarquía en los negocios japoneses.

Por su alta puntuación en evitación de la incertidumbre, este pueblo suele enfatizar mucho el simbolismo y los rituales. Lo que importa no es el regalo, sino la manera de entregarlo. Asegúrese de envolver siempre un obsequio que vaya a entregar; el papel que elija es muy importante. Lo mejor es optar por un papel de envolver modesto, de un solo color. No debe utilizar el color blanco, porque simboliza la muerte. Utilice el rojo para las ocasiones especiales, como un cumpleaños o una boda. Sin embargo, en general, intente evitar los colores demasiado vivos y los lazos.

Entregue el regalo con las dos manos y cuando reciba alguno, asegúrese de hacerlo igual. Esto simboliza su agradecimiento del objeto y, lo que es más importante, su respeto hacia la persona que lo entrega. En general, los regalos no se abren delante de quien los entrega. El motivo es evitar las situaciones embarazosas si el regalo no es del agrado del receptor o es demasiado espléndido. Si tiene que abrir un regalo delante de su anfitrión, asegúrese de no rasgar el papel de envolver. Lo que debe hacer es quitarlo con cuidado, para mostrar respeto a la persona que lo envolvió. La clave consiste en mostrarse agradecido, respetuoso y conservador. No abrace a su anfitrión, pues las muestras abiertas de cariño son inapropiadas. Puede inclinarse para dar las gracias.

Empezar

  • Vea el vídeo de demostración del método.
  • Disfrute de un período de prueba gratuito de 7 días.
  • Póngase en contacto con nuestra oficina más cercana.

Vea el vídeo de demostración

Take a video tour